El queso, aliado de nuestra salud
02 May 2018

El queso, aliado de nuestra salud

¿Sabías que los quesos poseen una calidad nutricional excepcional? Ricos en proteínas, vitaminas y minerales, son necesarios en una alimentación equilibrada y variada.

Fuente natural de calcio y de proteínas, los beneficios del queso suelen ser desconocidos... ¡Una pena! Entremont los descifra para ti y comparte sus consejos.

¿El queso es bueno para todas las personas?

Niños y adultos, podréis disfrutar del queso sin moderación, incluso aunque seáis intolerantes a la lactosa. La lactosa es un azúcar de la leche que se digiere gracias a una enzima presente en el intestino, llamada lactasa. Es un déficit de lactasa lo que provoca intolerancia en algunas personas.

Los quesos de pastas prensadas no contienen lactosa. La lactosa se elimina durante el proceso de fabricación y maduración del queso.

¿Qué queso consumir? Se recomienda consumir sobre todo Emmental y Gruyère ¡sin miramientos! Puedes elegir el que prefieras, en lonchas o rallado.

El queso, ¿fuente de calcio?

El calcio es un mineral imprescindible para el organismo. Es un elemento clave para la construcción del esqueleto y la conservación del capital óseo: El 99 % del calcio se encuentra en los huesos y especialmente en los dientes. 

El organismo no sintetiza el calcio. Por lo que es fundamental consumir una cantidad suficiente en tu alimentación. Los productos lácteos son la principal fuente de calcio.

Por su papel fundamental en la solidez de los huesos, las necesidades de calcio son importantes durante toda la vida: crecimiento de los niños y de los adolescentes, conservación de la densidad ósea de los adultos y prevención de la osteoporosis debida al envejecimiento.

¿El queso contiene proteínas?

El queso es también una fuente de proteínas a menudo desconocida. De hecho, una porción de 30 g de Emmental aporta tantas proteínas como 50 g de carne o de pescado.

Las proteínas cumplen funciones muy variadas en el organismo. Están presentes en todas las células (músculos, piel, nervios, huesos, etc.) y son imprescindibles para su funcionamiento.

Las proteínas contribuyen a mantener la masa muscular y ósea normal en los adultos y son necesarias para un crecimiento y un desarrollo óseo normal en los niños.


Y tú, ¿consumes bastante queso a diario?