¿Embarazada? ¡No te resistas al queso!
01 February 2018

¿Embarazada? ¡No te resistas al queso!

Una buena noticia para las amantes del queso que están esperando a la cigüeña... No te preocupes, ¡puedes comer queso durante el embarazo!

El queso es una excelente fuente de calcio, imprescindible para el buen desarrollo de tu bebé. Te guiaremos para conocer los quesos que puedes consumir con total tranquilidad y sin complejos.

¿Por qué se recomienda evitar algunos quesos?

Los médicos aconsejan evitar algunos quesos que pueden favorecer la proliferación de bacterias como la listeria.

Esta bacteria es la responsable de la enfermedad listeriosis, que puede dañar gravemente la salud y el desarrollo de tu bebé.

La listeria prolifera en ambientes húmedos, pero no resiste los tratamientos térmicos... Por lo que podrás elegir los quesos calentados, sin temor.

¿Qué tipos de quesos puedes consumir?

Los quesos pasteurizados pueden consumirse sin riesgo, porque la leche pasteurizada se calienta a más de 70 ºC. Efectivamente, la pasteurización y la acidez creadas a lo largo del proceso de fabricación limita el desarrollo de las bacterias.

Los quesos de pasta prensada cocida son los más recomendados para los antojos de queso. Dado que se han calentado, también puedes disfrutar de las pastas prensadas cocidas a base de leche cruda.

¿Y los quesos Entremont?    

Durante tu embarazo, podrás disfrutar sin moderación de los quesos de masa prensada y cocida: EmmentalGruyère o Comté... ¡Tienes bastantes para elegir!
En lonchas, en porciones o rallado, ¡como prefieras! ¡No te prives y cae en la tentación de un trozo de queso!